De Hogar a Liceo Téc. Prof.

Texto de la entrevista realizada a nuestra directora Sor Marcela Uribe y publicada en el sitio "Memoria Pichilemina". Escrita por Diego Grez Cañete.

Hasta el año 2004, en sus amplias dependencias funcionaba el Hogar Santa Rosa, que acogía a unas 140 niñas en situación de vulnerabilidad. Hoy, allí funciona el Liceo Técnico Profesional Santa Rosa, que actualmente tiene una matrícula de 97 alumnas. Podría recibir más, ya que tiene capacidad para 350 estudiantes.

El liceo cuenta con un completo y moderno laboratorio que fue donado por una empresa minera privada; también cuenta con sala de computación y todos los implementos necesarios para las dos especialidades que imparte: secretariado y técnico en atención del adulto mayor.

Al recorrer sus salas, el casino y los amplios patios, la primera impresión es que este liceo y su envidiable infraestructura está subutilizada, más aún considerando la necesidad que existe de liceos técnico profesionales.

La directora del establecimiento, Sor Marcela Uribe, dice que mucha gente de Rancagua y la región cree que allí sigue funcionando un hogar de menores; incluso, en sectores de escasos recursos, algunos padres piensan que si matriculan a sus hijas pueden dejarlas internadas, lo cual no es cierto, ya que es un liceo y no hay régimen de internado.

Además, si bien el liceo está dirigido preferentemente a niñas en situación de vulnerabilidad, también está abierto a recibir a las alumnas de la comunidad en general que se interesen por ingresar y obtener un título técnico profesional.

El liceo, al igual que antes el hogar, está a cargo de la congregación Religiosas Franciscanas Misioneras del Sagrado Corazón, cuya labor está enfocada a la asistencia caritativa y a a tender a las niñas más pobres y vulnerables.

Durante 47 años, señala Sor Marcela, tuvimos un hogar de menores para niñas en situación de vulnerabilidad. Funcionó hasta el 30 de diciembre de 2004; esto por las nuevas políticas de gobierno, que contemplan desarrollar proyectos por uno o dos años para luego reinsertar a los menores en un núcleo familiar, apuntó.

Agregó que el problema es que las familias muy disfuncionales no se van a rehabilitar en uno o dos años. Quizás el término de los hogares de menores ha influido en el aumento de algunas problemáticas, como la drogadicción, la delincuencia infantil y juvenil; es una opinión personal.

Indica que el maltrato físico y/o psicológico, el abuso sexual, el abandono son situaciones muy dolorosas para las niñas y niños; por lo que es indispensable la protección y la reparacion. Añade que hay casos en que no existe otra opción que sacar al menor del lugar en que está siendo dañado.

Cuando teníamos el hogar de menores, lo teníamos dividido en 8 departamentos, para 8 grupos, con dos tías cada uno, explicó.

Añade que: Cuando comenzó la nueva política del Sename, postulamos a algunos proyectos, pero cada dos años hay que postular y si no sale aprobado hay que terminarlo. De hecho, ahora se está cerrando el hogar del Buen Pastor. Sor Marcela Uribe, directora del Liceo Técnico Profesional Santa Rosa, dice que mucha gente de Rancagua y la región cree que todavía sigue funcionando allí el hogar de niñas.

DE HOGAR A LICEO

-¿Cómo fue la experiencia con las niñas que estuvieron en el hogar?

- Sabíamos que cada niña había vivido una situación difícil y nuestra preocupación era acogerla y protegerla. En teoría, debían estar en el hogar hasta los 18 años, pero había niñas que por su situación de vulnerabilidad ingresaban con baja escolaridad y a los 18 no tenían terminada la enseñanza media. Entonces, seguían en el hogar hasta los 20 ó 21 años, hasta que podían valerse por sí mismas. Hasta el día de hoy tenemos niñas en un sistema de acercamiento, de alguna manera las seguimos apoyando. El año pasado, en octubre, dos parejas de hermanas huérfanas recibieron su casa; nosotros las ayudamos en los trámites de postulación al subsidio habitacional. Se cerró el hogar, pero seguimos preocupadas de las niñas. En el hogar llegamos a tener hasta 148 niñas. Y ahora seguimos con el liceo, siempre con la idea de ayudar a quienes más lo necesiten.

- ¿Cómo está funcionando el liceo?

- Después que se cerró el hogar, vimos que una buena alternativa para seguir ayudando a las niñas en situación de vulnerabilidad era tener un liceo técnico profesional; tenemos cinco colegios en el país. En el año 2005 realizamos todos los trámites y pudimos empezar a funcionar. Es un liceo particular subvencionado; la mensualidad es de 8 mil 500 pesos al mes, pero las alumnas de escasos recursos no pagan nada. Tenemos un déficit mensual de 2 millones y medio de pesos; lo solventa la congregación … hasta cuando podamos.

SU HISTORIA

El Hogar de Niñas Santa Rosa comenzó a funcionar en Rancagua en el año 1963, por la presencia y acción de las Religiosas Franciscanas Misioneras del Sagrado Corazón. Acogía en aquel entonces a un grupo de niñas que provenían de la Décima Región, donde habían quedado huérfanas y desamparadas a raíz del terremoto del año 60.

Con la ayuda de entidades públicas y privadas, desde el año 1959 se estaba construyendo un edificio en un terreno donado por un bienhechor de la zona, para implementar una escuela técnica y un internado para niñas huérfanas y abandonadas.

Debido a la alta demanda por ingresar, en 1976 se cierra la escuela y se amplía el hogar, que en el año 1981 acogía aproximadamente 150 niñas.

En el año 2004, por las nuevas políticas respecto a los hogares de menores, se cierra el hogar y sus dependencias se acondicionan para que empiece a funcionar el liceo técnico profesional.

Estamos ubicados en...

Clic para agrandar...

Liceo Técnico Profesional Santa Rosa
Diego De Almagro 0225, Rancagua, Chile
Teléfono: +56 72 2222897

Un poco de historia

El año 1963 comenzó a funcionar, en estas instalaciones, el Hogar de Niñas Santa Rosa en Rancagua por la presencia y acción de las Religiosas Franciscanas Misioneras del Sagrado Corazón.
En el año 2004, por las nuevas políticas respecto a los hogares de menores, se cierra el hogar y sus dependencias se acondicionan para que empiece a funcionar el Liceo Técnico Profesional.